Aprobado el procedimiento extrajudicial para la devolución de las cláusulas suelo indebidas

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto Ley de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo indebidas. En él se establece un cauce extrajudicial para resolver, de forma sencilla, rápida, las reclamaciones de los consumidores derivadas de las últimas sentencias judiciales. El procedimiento será obligatorio para la entidad financiera cuando lo solicite el cliente y ésta tendrá tres meses para llegar a un acuerdo y resolver las reclamaciones. Siempre está abierta la vía judicial para permitir que todo el proceso se lleve a cabo con las debidas garantías para el consumidor.

 EL Real Decreto establece un mecanismo para los consumidores puedan presentar su reclamación en el que el banco con el que firmaron  el préstamos hipotecario y la entidad financiera está obligada en el plazo máximo de tres meses a remitir al consumidor el cálculo de la cantidad a devolver, incluyendo los intereses, o, alternativamente, las razones por las que considera que la reclamación no es procedente. Una vez que el consumidor reciba esta comunicación, deberá informar al banco si presta su conformidad o no.

El consumidor siempre podrá acudir a los Juzgados, directamente, sin intentar un acuerdo extrajudicial con la entidad financiera. Pero una vez iniciado el procedimiento extrajudicial y hasta que se resuelva éste, las partes no podrán ejercitar ninguna otra acción entre sí, con la  misma reclamación.

Lo más importante, antes de firmar un posible acuerdo extrajudicial es revisar profundamente las cantidades a las que el consumidor tiene derecho a reintegrarle, debiendo ser aconsejado por un profesional.

Respecto a las costas procesales, el Real Decreto , establece mecanismos que incentivan que la entidad financiera resuelva de forma adecuada y de buena fé; puesto que si  el consumidor demanda y en la sentencia se reconoce que ese consumidor tiene derecho a cobrar una cantidad más elevada de la que le ofrecía el banco, éste será condenado en costas procesales; mientras que si el consumidor decide acudir  a la vía judicial directamente sin usar la reclamación previa, y el banco se allana totalmente , antes de contestar  a la demanda, la entidad no será condenada en costas.